Contenido, Uncategorized

53 cursos online gratuitos que empiezan en Noviembre

Advertisements
Uncategorized

7 consejos básicos de finanzas personales

Tener tu dinero en orden te ayudará a disminuir el estrés diario, y además, te servirá como base para manejar el capital de tu empresa.

7 consejos básicos de finanzas personales

Si eres como la mayoría de los emprendedores, es probable que debas dividir tu tiempo entre manejar a tu equipo, conseguir ventas, mejorar el servicio al cliente, promover tu negocio y crear nuevos productos o servicios. Lo último que quieres añadirle a este mix es el cuidado de tus finanzas personales (¡qué horror!). No obstante, si no tienes las finanzas de tu hogar en orden, sólo estás agregando más caos y estrés a tu vida… te des cuenta o no.

Estos 7 tips te permitirán asegurarte de que tus finanzas personales estén en orden antes de seguir expandiendo tu negocio. Ponlas en práctica y asegura tu estabilidad económica (y también la emocional).

1. Edúcate

Tómate el tiempo para leer acerca de finanzas personales. Cada semana, agenda citas “de dinero” contigo mismo y dedica algunas horas a administrar tus finanzas personales y leer libros, revistas, sitios o blogs de finanzas. Cuanto más sepas acerca de tus propias finanzas, mayor confianza tendrás al administrar tu dinero en el largo plazo.

Si necesitas más ayuda, considera contratar a un coach financiero que te ayude a crear un plan financiero para alcanzar tus metas.

2. Revisa tu crédito con regularidad

Tu reporte de crédito es como un archivo de ti y tu historial crediticio. Básicamente le dice a los prestamistas qué tan riesgoso eres, y si deben o no prestarte dinero. Cuando se trata de comprar un coche o una casa, lo deseable es que tu reporte de crédito esté en excelente forma, de manera que puedas calificar para buenas tarifas.

Crea el hábito de revisar tu historial al menos una vez al año para confirmar que todo esté en orden. Hazlo en una fecha especial (como tu cumpleaños) para que se te haga fácil recordarlo y mantener el monitoreo. Puedes acceder a tu historial en sitios como el Buró de Crédito.

3. Haz un presupuesto

Aunque esto suena muy básico, muchos emprendedores no tienen un presupuesto en forma para monitorear sus ingresos y gastos mensuales. Puedes usar herramientas digitales como apps para monitorear tus finanzas personales o simplemente un documento en Excel. Sin importar cuál opción elijas, asegúrate de que se adapte a tu estilo de vida.

Si realmente quieres arreglar tus finanzas y llevar la delantera financieramente, debes destinar tiempo y energía para actualizar tu presupuesto cada semana. Esto te ayudará a asegurar que no gastas más de lo que ganas y de que eres capaz de ahorrar para tus metas financieras.

4. Automotiza tus finanzas

La tecnología facilita enormemente la tarea de administrar las finanzas cada día. Busca que la mayor parte del proceso sea automático. Puedes usar trasferencias en línea automáticas o pagar tus cuentas por internet cada mes. Esto te ayudará a que no te estreses por pagar tus cuentas a tiempo y por generar intereses o cargos extra.

Si te preocupa automatizar el pago de tus cuentas, puedes fijar alarmas en tu calendario (en tu computadora o smartphone) que te recuerden los pagos. Cuanto más puedas automatizar tus finanzas, menos preocupaciones tendrás a diario.

5. Paga deudas

Haz un plan para pagar todas tus deudas lo antes posible. Empieza por hacer una lista de todas tus deudas (tarjetas de crédito, crédito de auto, créditos educativos, etc.). Incluye el balance actual, el pago mínimo al mes y la tasa de interés. Después revisa tu presupuesto para determinar cuánto dinero puedes añadir a los pagos de deudas.

A partir de ahí puedes hacer investigaciones sobre estrategias para reducir deudas de manera que confirmes que las estás pagando de la manera más eficiente posible. Cuando estés trabajando en la reducción de una deuda, es importante que tengas un “colchón” para pagar cualquier emergencia que surgiera en el camino.

6. Construye tu propio colchón

Tener un colchón de dinero es una parte esencial de tus finanzas. Te permite usar el dinero para pagar gastos no planeados o emergencias que puedan aparecer en tu día a día, en lugar de incrementar tu deuda o invertir a largo plazo.

Como emprendedor, es conveniente que tengas un colchón de seis a 12 meses de tus gastos fijos. Éste te permitirá pagar cuentas personales y no preocuparte si necesitas reducir tus ingresos debido al flujo del negocio.

7. Invierte fuera de tu negocio

Aunque es muy importante que siempre inviertas en ti y en tu negocio, no debes tener “todos los huevos en la misma canasta”. La diversificación es extremadamente importante ya que disminuirá tu riesgo de inversión en el largo plazo. Trabaja con un planeador financiero para crear un portafolio de inversiones a largo plazo que incluya acciones, bonos y Cetes que se alineen con tus propias metas financieras y a tu tolerancia al riesgo.

Fuente: https://www.entrepreneur.com/article/268900

Contenido, Uncategorized

Diez cosas que debes saber antes de elegir una carrera

Una vez acabada la etapa escolar, y superada la selectividad, toca plantearse el futuro más inmediato. Aunque hay otras opciones, la más común es el acceso a la universidad. Pero, ¿qué carrera elegir?

Cuando elijas una carrera
Cuando elijas una carrera

Cada vez hay mayor oferta educativa, por lo que debes tener muy claro cuáles son tus preferencias y tus mejores aptitudes para ello. Son claves tres aspectos a la hora de tomar tan importante decisión: conocerte a ti mismo, conocer tus opciones de acceso y valorar lo que te ofrece cada carrera. Desde aquí queremos ayudarte en tan afanosa búsqueda. ¡Toma nota!

1. Fortalezas y debilidades: es muy importante que seas consciente de tus puntos fuertes y débiles. Serán clave a la hora de decidir para qué estudios estás más capacitado y para cuáles no.

2. Intereses y aficiones: pueden determinar hacia qué carreras estás encaminado. Siempre afrontaremos con más ganas y más eficacia algo que esté relacionado con nuestras aficiones personales.

3. Haz un test de evaluación: te puede ayudar a descubrir cosas de ti mismo en las que no habías reparado. Además, te puede servir para descubrir carreras sobre las que ni siquiera habías reparado y que pueden encajar en tu perfil.

4. Bucea más allá del ‘nombre’ de la carrera: si mucha gente supiera a priori lo que sabe al acabar una carrera, probablemente cambiaría su elección. Investiga cada área de conocimiento y todas las ramas de estudio que ofrece. Así podrás hacer una elección más acertada.

5. Consulta con un orientador: en todos los colegios e institutos existe la figura del orientador profesional. Él o ella se encargará de informarte y asesorarte sobre el abanico de opciones que se abren a tu paso. Puede ser una herramienta muy útil, sobre todo si no tienes muy claro por dónde empezar a buscar.

6. Acude a los centros donde se imparten los estudios que te interesan: aunque pueda parecer lo contrario, no es lo mismo estudiar una carrera en una universidad o en otra. Cada centro tiene sus propias características y tiene docentes más o menos reputados en unas materias o en otras. Infórmate de cuál en la universidad ideal para estudiar lo que quieres.

7. Cuidado con las modas: puede sonar a broma, pero una simple serie de televisión puede influenciar a muchos jóvenes a la hora de escoger un futuro profesional. Muchos médicos, periodistas o abogados salieron al mercado laboral con referentes televisivos, y no todos ellos lo hicieron por vocación; así que guíate por tus propios gustos.

8. Duración y dificultad: debes tener claro si deseas estudiar algo de pocos años para incorporarte pronto al mercado laboral o eres de los que prefieren carreras más largas.

9. Idiomas: es un aspecto de vital importancia en el mercado laboral actual. En un mundo globalizado como el nuestro,  si no los dominamos pueden ser una barrera difícil de superar. Evita que sea un obstáculo buscando estudios que te formen en este campo como una asignatura más.

10. Salidas profesionales: Aunque nadie te puede garantizar un puesto de trabajo, hay determinados estudios que por su flexibilidad o por su alta preparación ofrecen más posibilidades de inserción laboral. Tenlo en cuenta. Es un factor que va a determinar el esfuerzo que tendrás que hacer para conseguir un puesto de trabajo.

Estos diez consejos pretenden ser una guía útil para hacerte más llevadera la tarea de elegir carrera universitaria y sólo pretenden ayudarte a hacer la mejor elección. Si los sigues al pie de la letra, te será más fácil encontrar una solución acorde con tus intereses.

Fuente: http://noticias.universia.es/vida-universitaria/noticia/2011/11/08/885757/diez-cosas-debes-saber-elegir-carrera.html

Uncategorized

Soy profesional pero sin experiencia laboral, entonces como la consigo?

man-scratching-his-head-looking-at-maze_of_questions-81461297

Te encuentras a punto de aplicar a una plaza pero mientras lees los requisitos lees “nivel de experiencia: de uno a tres años”, tus ánimos se vienen abajo por entrar en el circulo vicioso de ¿Cómo voy a obtener experiencia si no me dan trabajo? Y ¿Cómo me van a dar trabajo si no tengo experiencia?

Esto suele ser bastante común en los profesionales y no únicamente en Guatemala. De acuerdo al Centro Interamericano de Investigación y Documentación sobre Formación Profesional (Cinterfor) “en América Latina 9,5 millones de jóvenes de los 57 millones de jóvenes entre 15 y 24 años que desean trabajar están desempleados. Estos representarían el 42 % del desempleo abierto en la región”.
Suele culparse a las empresas por poner la limitante “con experiencia” en los requisitos de las ofertas laborales, asimismo, se culpa a los gobiernos por no crear fuentes de empleo suficientes para todos, se culpa al sistema educativo por ser deficiente y no preparar profesionales competentes.
Culpables sobran, pero lo importante no es encontrar culpables, sino soluciones, conocer de qué forma puedes  superar el reto de encontrar trabajo siendo profesional y sin experiencia laboral.
Primero, responsabilízate y no te empieces a preocupar por la experiencia laboral hasta que has egresado u obtenido tu título, trabaja constantemente en desarrollar tus habilidades y destrezas.

¿Como ganar experiencia laboral?

Si ya tienes tu título, no seas negativo, no te predispongas, ni digas “no tengo experiencia alguna”, es un pensamiento totalmente erróneo.  Las reformas educativas incluyen en sus pensum el Servicio Social, Trabajo Comunitario o Prácticas Profesionales y tú probablemente ya cuentes con experiencias como éstas, que pueden ser incluidas en tu CV.
Adquirir experiencia a través de pasantías y actividades de voluntariado sirve para desarrollar habilidades y generar contactos profesionales que te ayuden a insertarte en el campo laboral. Lo ideal es realizar este servicio en algún lugar donde te gustaría ser contratado.
Servicio social
Es llamado de esta forma al trabajo no remunerado en beneficio de la sociedad, muchos estudiantes lo ven como un requisito sin sentido o como pérdida de tiempo y no como una oportunidad para poner en práctica sus conocimientos. Aprovecha esta oportunidad y realiza tu servicio social en una institución que te permita realizar actividades relacionadas a las de tu carrera.
Este tipo de prácticas te permitirán  adquirir un poco de experiencia para tu hoja de vida y para descubrir lo que te espera en tu vida profesional, empezar a responsabilizarte y a abrirte puertas a través de la buena reputación con tus jefes.
Trabajo Voluntario
Si conoces alguna institución pública (de gobierno) u organizaciones no gubernamentales o cualquier otra organización sin fines de lucro que brinde oportunidades de poner en práctica tus conocimientos, no dudes en ser parte de ellos, además de realizar un aporte en el desarrollo humano, social, cultural y económico de Guatemala, también servirá para ponerlo en tu currículo. Por ejemplo: siendo desarrollador web de alguna ONG para promover su contribución a la sociedad.
Profesional sin Experiencia
Pasantía
Es lo más cercano a ser tu primera experiencia laboral, la pasantía como primera experiencia es tan formal como un trabajo remunerado, en ocasiones algunas empresas retribuyen el servicio que prestan los profesionales, en ocasiones las pasantías son no pagadas, tienen una duración  aproximadamente de 6 meses o un año. Saca provecho a estas oportunidades para abrir tu expediente laboral.
Trabajo a tiempo parcial
Busca las descripciones de las ofertas de empleo, podrás encontrar las de tiempo parcial, en su mayoría, este tipo de trabajo no requieren tanta experiencia, ponen mayor cuidado a la personalidad, pues, esta modalidad de trabajo es para personas que necesitan tiempo para seguir estudiando o realizar otras actividades. Si tú ya tienes tu carrera concluida puedes iniciar con un trabajo a medio tiempo, obtener experiencia y referencias laborales para luego sumergirte en el mundo laboral de tiempo completo.
Solicitar empleo a un nivel más bajo del deseado
Como profesional tú querrás un excelente salario, el mejor puesto laboral. Pero, eso no siempre será así, la mayoría de los profesionales exitosos, antes de ser jefes, gerentes, coordinadores, etc. Han sido asistentes. Es lógico que por tu título quieras o sueñes con tener un “puesto de dirigente” desde el inicio, pero estos puestos requieren de más experiencia que solo se logra con el tiempo. Si estás aplicando únicamente a altos cargos, probablemente tu primera oportunidad laboral, nunca llegue.
Crea muestras de trabajo
Mientras estás a la espera de tu primer trabajo no te quedes de brazos cruzados, tú mismo puedes auto emplearte y hacer trabajo gratuito que te permita mejorar tus habilidades, por ejemplo, si eres redactor, puedes crear tu propio blog y escribir algunas muestras para que los futuros empleadores descubran tu talento.
Trabajo no remunerado
Dependiendo, si tu presupuesto económico te permite aceptar un trabajo sin remuneración de 3 a 6 meses puedes ofrecer tus servicios, por ejemplo, algunos medios de comunicación abren las puertas a personal que desee poner en práctica sus habilidades y luego de un tiempo si muestra su talento le dan oportunidad de empleo.
Se autodidacta
Lee, practica, entrénate, enriquece tus conocimientos por tú mismo mientras esperas el trabajo ideal, trabaja en tus debilidades para convertirlas en fortalezas antes de obtener el trabajo deseado.

Consideraciones antes de iniciar la búsqueda del primer empleo

Define tu trabajo ideal
Qué te gustaría hacer, en que área te quieres desarrollar, en que empresas te gustaría laborar.
Reflexiona acerca de tus talentos y habilidades profesionales
Como estudiante recién graduado, puedes recordar en que ámbito te destacabas durante tu etapa de estudio, por ejemplo, rapidez en la búsqueda de contenido en la Web, hábito de lectura, organizado en el desarrollo de actividades, gusto por la investigación, liderazgo en el trabajo en equipo, capacidad administrativa en recursos o finanzas, entre otros.
Conócete
Aplicar a ofertas laborales para los que calificas técnicamente, pero que tu personalidad no coincide con el rubro de la empresa, aunque seas graduado de esa profesión, no significará que podrás desenvolverte en cualquier área.
Por ejemplo, si posees título en Ciencias Jurídicas, no en todas las ramas: penal, civil, de familia, laboral, mercantil te desempeñaras de igual forma, lo mejor es reconocer en cual área te gustaría desempeñarte porque al hacer las pruebas psicométricas el reclutador puede descubrir que no posees los conocimiento, habilidades, capacidades o la personalidad para ejercer en ese cargo y por tal motivo no obtener el trabajo.

Profesional sin experciencia de trabajo

Relaciona tu experiencia académica con los requisitos profesionales
Por ejemplo, si fuiste un estudiante destacado en la realización de diferentes trabajos de investigación científica con aporte significativo a la ciencia y a la sociedad, puedes colocar en tu CV una viñeta con tu experiencia y poner el título “investigaciones científicas” y detallar la experiencia: ” identificación de una proteína que actúa como barrera contra la gripe”.
Excepcional
Un ser excepcional, es decir, aunque no poseas ninguna experiencia laboral, es importante destacar cualidades que te hacen diferentes a los demás, por ejemplo, si ya tienes tu carrera universitaria finalizada y tienes habilidades en algunos programas computacionales u otras cualidades en relaciones humanas, estos pueden ser un plus a tu hoja de vida. La idea es destacar  entre los demás profesionales de tu área.
Saber venderse
Esto podría entenderse como si tú fueras un producto, pero no es así, crear tu marca personal, servirá para promover tu identidad profesional. Promueve y demuestra tus conocimientos y habilidades para marcar la diferencia, sé prudente en tu actuar para poder posicionarte como buen profesional en la palestra pública.
Lee detenidamente cada oferta laboral
Andar aplicando a toda plaza laboral no es la forma más fácil de encontrar trabajo, pues de nada servirá que apliques sino tienes las cualidades o habilidades para ejercer el cargo, por tal motivo puede que jamás se contacten contigo. Lo mejor es aplicar a aquellas ofertas que se acoplan a tu perfil y a los cargos que estás dispuesto a desempeñar.

Realización de un buen curriculum vitae

Además de precisar tus datos personales, es necesario detalles alguna información específica y que seas claro y conciso al detallar tu experiencia, puedes ordenarlo de la siguiente forma
Estudios o Conocimientos
Ordena tu experiencia académica en orden cronológico, y de mas importante a menos, por ejemplo:
  • Estudios Superiores: Universitario: coloca el nombre de la institución, tu especialización, fecha de inicio y fecha de finalización.
  • Otros Estudios: Curso sobre decoración, idiomas extranjeros, etiqueta, etc, asimismo detallar institución, fecha de Inicio y fecha de finalización.
Experiencia Profesional
Cualquier tipo de acercamiento que hayas tenido desarrollando tus habilidades profesionales, puedes detallarlo en tu hoja de vida, detallando la institución, el cargo y la fecha de inicio y fecha de finalización.
•Pasantías
•Trabajo voluntario
•Servicio Social
•Prácticas Profesionales
Habilidades personales
Has un listado de tus mejores cualidades, por ejemplo:
  • Capacidad de oratoria (útil para áreas Comerciales)
  • Gestión, edición, actualización y publicación de contenido en sitios web (específicamente para los Community Manager)
  • Capacidad organizativa (ideal para áreas Administrativas)
  • Resolución de Problemas (especialmente para la atención de Clientes)

Sin experiencia pero Profesional

¿Dónde y cómo buscar el primer empleo?

Informa a tu red de contactos
En ocasiones la primera experiencia laboral, no llegará únicamente por un cargado currículo de experiencia profesional, tus amigos, conocidos, compañeros de estudio, familiares, profesores conocen tus habilidades y conocimientos y ellos podrían recomendarte o informarte acerca de una oportunidad laboral.
Regístrate en portales de reclutamiento
Como Tecoloco Guatemala, www.tecoloco.com.gt ingresa al sitio web y crea tu hoja de vida, las mejores empresas a nivel centroamericano podrían estar necesitando a alguien como tú.
Visita los sitios web de las empresas
Visita o monitorea publicaciones de las empresas donde te gustaría laborar para que al haber una oportunidad seas de los primeros en estar informado.
Mantente informado por medio de redes sociales
Existen una diversidad de empresas en diferentes rubros que dan a conocer las vacantes que tienen disponibles a través de sus redes sociales por lo general Facebook y Twitter.

Los profesionales más buscado en Guatemala

La probabilidad de obtener un empleo está sujeta al nivel de oferta y demanda que haya de la profesión en cada país, hay carreras donde la competencia es mínima pues son pocos los profesionales que tienen esa preparación, entre los más solicitados en Guatemala están los profesionales con conocimientos en:
•Dominio de tecnologías web y móvil: por ejemplo los que conocen de Desarrollo en C++, JavaScript, HTML 5, J2EE y dominio de plataformas móviles (iOS, Android).
•Educación superior internacional: los que se han especializado en las mejores universidades a nivel mundial a través de becas o intercambios.
•Manejo de otros idiomas: en especial el inglés.
•Proactividad: asumir iniciativa y responsabilidad,  una persona que por iniciativa propia ha desarrollo sus habilidades, que es además, autodidacta, está en el ojo de las grandes empresas.
“Actualmente, tanto la Cámara de Comercio, la Cámara de Industria, la Asociación Guatemalteca de Franquicias, entre otras entidades, hacen esfuerzos importantes en fomentar el desarrollo del mercado interno”, esto beneficiará en gran medida a todos los jóvenes que se encuentran finalizando o que ya han finalizado sus estudios universitarios, la expansión de mercado apertura la oferta laboral para que los jóvenes profesionales salgan de la etapa de desempleo.
Ten en cuenta que las empresas demandan cada vez personal más especializado, el mundo laboral es cada vez más competente y las mejores oportunidades laborales las obtienen aquellos que saben destacarse.
Sin duda tu hoja de vida es determinante, es la llave, es la entrada, el primer conocimiento que tiene de ti el reclutador, dedícale un buen tiempo a su realización, para evitar los errores, se breve y puntual, destaca tus mejores logros. Prepárate para la entrevista, muestra interés por conocer y por ser parte de la empresa, asiste puntual y se prudente, sobre todo con el tema de salario, prestaciones y vacaciones.
Cuando tu currículo haya sido seleccionado para el siguiente paso, es decir, la entrevista laboral, trata de mostrar lo mejor de ti, muéstrate interesante, agradable y seguro de tus conocimientos y habilidades. Tu experiencial finalmente podría ser irrelevante; los reclutadores toman la decisión de contratar a alguien no únicamente por su experiencia, incluyen además otros aspectos, como modales, vestimenta, facilidad en el dialogo, movimientos corporales y demostración de habilidades.

Fuente: http://www.tecoloco.com.gt/blog/soy-profesional-pero-sin-experiencia-laboral.aspx#ixzz4MmoQSs8C

Uncategorized

Cómo encontrar un trabajo que te apasione

exito

Encontrar un trabajo que te apasione no es tarea fácil. La realidad es que en las universidades no te enseñan a encontrar el trabajo de tus sueños. Sólo te enseñan a enviar curriculums y acudir a ferias de empleo donde, con suerte, alguna empresa te contratará de becario para hacer tus primeras prácticas. Así empezamos casi todos.

Pero el tiempo pasa rápido (muy muy rápido) y antes de que te des cuenta te puedes ver en un empleo aburrido, con un jefe que no te gusta, y un salario que está por debajo de lo que mereces. Si quieres evitar que te suceda esto, o si ya te está sucediendo, en este artículo te doy las claves (y ejemplos) sobre cómo conseguir un trabajo que te apasione.

Leer mas!